22 de septiembre de 2009

Amor, harina y huevos.


Hace algo más de año y medio y tras asistir a un ciclo del amor organizado por Lola Gracia y en el que estuvo presente Pura Salceda y en el que se habló de amor y de qué es el amor, escribí este post para expresar lo que yo pienso de tan complicado sentimiento:

¿Cómo se puede definir el amor?, creo que hay tantas definiciones de amor como personas capaces de amar. ¿Qué es para mí? Pues un sentimiento compuesto de muchos otros sentimientos, pasión, amistad, empatía, respeto, admiración... para entendernos, el amor es como un concurso de bizcochos. Todos los cocineros utilizarán unos ingredientes básicos, tales como harina, huevos, azúcar, y por supuesto levadura. La levadura sería la pasión, esa que no falte que si no la cosa no sube. Pero además de estos básicos, cada cocinero le dará su toque, uno le pondrá una pizca de cacao, otro preferirá ponerle un poquito de canela, otro aroma de vainilla, otro de limón, fruta, o frutos secos, puede haber algún innovador que le ponga un poco de chili o pimienta, ¿por qué no?... Incluso un mismo cocinero hará bizcochos distintos dependiendo de quién se lo va a comer, no será igual un pastel para una fiesta de cumpleaños infantil, que si es para unas venerables ancianitas que toman el té de las cinco, o si es para la fiesta aniversario del club de los amigos del tequila. Es más, la misma tarta no sabe igual el primer día que el tercero y ,hasta se puede echar a perder en un momento dado... Vamos que no hay dos amores iguales, que el amor es lo que es, dependiendo de quien ama y sobre quien se proyecta...

Hasta la próxima, o no.

Imagen: ¿Amor?
Autor: Merce (paint)

25 comentarios:

  1. Me encanta el tema. Se podrían decir tantas cosas...
    Aunque no todas buenas.

    ResponderEliminar
  2. Es tanto tiempo el que se pasa el mundo intentando definir al amor que a veces se olvida que es imposible de describir...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la analogia, Merce, muy... dulce.

    Carpe DIem

    ResponderEliminar
  4. A veces pienso que el amor es abstracto, pues nunca damos con la receta perfecta para definirlo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Food, incluso algunas malas...

    Noel, por eso no podemos vivir sin él, porque no somos capaces de definirlo...

    Cosecha, gracias... y eso que no soy muy golosa...

    Moderato, eso es lo que creo que tiene tantas definiciones como personas el mundo.

    Gracias, besos para todos.

    ResponderEliminar
  6. Y a veces, hasta te encuentras una mosca verde en la harina ;)

    ResponderEliminar
  7. Como decía mi madre, una pizca de, un pelín también y a ojo de buen cubero... sin medir exacto, siempre aproximado... y ya tienes ese punto familiar, o nuevo, o explosivo, que ameniza cada plato... Y sí, a veces sabe raro, o malo...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo pienso como tú. Hay tantas formas de amor como personas. Lo crucial es dar con alguien que ame de una manera compatible con la tuya.
    Todos damos lo mismo, lo que nos diferencia es la forma de darlo.
    Yo el bizcocho siempre de chocolate y con nueces o almendritas... Moscas verdes no, no, no (8)


    Un beso sita merce. Con todo mi amor y sin levadura :D

    ResponderEliminar
  9. Paco, e incluso abejorros y moscardones...

    Borraeso, a veces, sí, se nos puede ir la mano con algún ingrediente...

    Novi, con chocolate muy negro a poder ser.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. SOY LA UNICA DEL MUNDO QUE NO HA ESCUCHADO A PURA SALCEDA???!!!!!!! ainss que mala es la envidia...

    ResponderEliminar
  11. NO TENGO NI IDEA DE QUIEN SON LAS DOS PERSONAS QUE NOMBRAS...PERO DEJANDOTE MI OPINION SOBRE TU ENTRADA...¡¡¡ QUE MAL SE ME DA LA REPOSTERIA !!! JIJIJIJI

    ResponderEliminar
  12. Na, no hay manera de enamorarse con un corazón de paint.
    Te voy a decir lo que pienso yo del amor:
    ñafasllñnvalañlksalkfal.

    Es más, hay quien dice que yo no quiero a nadie.

    Bah, tonterías, con el cariño que tenía yo a mi periquito, y a un palomo que tuve..., por dios, qué sabran ell@s.

    Besos (tienes cara de tener mala leche, así que se acabó lo de cuarentona) preciosidad.

    ResponderEliminar
  13. Muy buena comparación, a mi me gusta que sea el biscocho dulce igual que a Miguelillo, en eso estamos de acuerdo, y que la levadura nunca falte.

    Besitos guapa



    Mañana es tu santo??? si lo es felicidades, y sino lo es igualmente también te felicito.

    ResponderEliminar
  14. Mezclas amor y huevos, y al parecer la juventud de hoy le echa pocos huevos al amor y mucho de lo otro. Así que poco un tronco poco flexible. Seguro que te pareces al Monin. El paint?

    ResponderEliminar
  15. Eria, en cuanto tengas oportunidad, escúchala, merece la pena muy mucho :-)

    Alejandra, quizá mejor los asados??' ;-)

    Anónimo, no te hagas el duro anda, que no cuela. Si me llamas preciosidad yo te tendré que llamar chiquitín... Me gusta mucho que me llames cuarentona, pero claro, tú por fastidiar... jomío, no hay manera contigo, ah, otra cosa, no tengo mala leche, o sólo a veces, y ornitofóbica... Besos, chiquitín :-)))

    Vicky, sí, mañana es mi santo, gracias guapa. Besos. Di que sí, échale mucha levadura a tu Miguelillo...

    ResponderEliminar
  16. Anónimo, El monín no estaba ya cortado del todo, o queda algo de él?? Recuerdo de niña pasar por allí y que mi padre me decía que hacía falta más de ocho hombres para rodearlo. Qué tiempos :-)

    ResponderEliminar
  17. Anónimo, el paint es que me relaja, y a veces en vez de buscar imágenes en google hago mis propias "obras de arte" en el paint...

    ResponderEliminar
  18. SI,SI,SI,SI...MMMM LOS ASADITOS ...POR DELANTE Y POR DETRAS ...BIEN TORRADITOS Y GRUJIENTES ,,,JIJIJI.....ME GUSTAN MUCHO TUS OJOS ...REFLEJAN PERSONALIDAD..

    ResponderEliminar
  19. Felicidades señorita merce!:Tiene Ud. pagada una docena e pasteles en Casa Ojeda.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Vale, pero primero nos tomamos unas bravas y un cojonudo... y un pinchito de morcilla, claro...

    ResponderEliminar
  21. Me pillas siempre, Merce: claro, con esos ojazos. ¿Y el Ribera tinto o claro?

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...