13 de julio de 2008

Es de día...


Sábado 07:45 am.

-Mamá ven...mamá ven (grita una pequeña de tres años)
Mamá va sin abrir mucho los ojos, intentando que el sueño no se escape...
-¿Qué pasa, cariño?
-Mamá, es de día, "haceme" la leche
-No es de día, hoy es sábado, los sábados no se hace de día hasta las nueve y media, por lo menos. Duerme un poquito más mi niña...

Sábado, 07:55 am

Mamá está a punto de volver a dormirse, cuando nota una presencia...dos pequeños dedos le levantan los párpados
-Mamá mira, es de día- la pequeña madrugadora señala una mínima rendija por la que se cuela un mínimo rayo de luz-Vamos a "usuyunar"
-No cariño, no es de día, sube un ratito aquí a mi cama, pero tienes que estar calladita y quietecita...¿vale?-
-Vale mamá...-Se acomoda la pequeña- Te voy a pintar la cara con el dedo, ¿vale?
-No cariño, deja la cara de mamá, píntasela a papá...-mamá se da la vuelta, dándole la espalda a la niña...
-No, papá está "urmiendo", ¿verdad papá?-pregunta la pequeña, zarandeando a papá...-Te voy a peinar, ¿vale mamá?
-Cariño, tienes razón, es de día, vamos a desayunar...-dice mamá con resignación

Domingo, 08:00 am

-Mamá ven, mamá ven...
-Te toca-dice mamá dándole un codazo a papá...
-No es de día-dice papá...
-Para mí no lo es. Para ti, sí-murmura mamá, haciendo esfuerzos por retener ese bonito sueño con el que andaba ocupada...-Ah, y no la traigas aquí a la cama...pobrecita, quiere "usuyunar"...y porfa, cierra la puerta cuando salgas...
-Qué morro tienes, mamá-dice papá con "cabreada resignación"...

¡Qué bonitos son los niños! sobre todo cuando duermen...

Hasta la próxima, o no.

18 comentarios:

  1. -¡Vinííí, vinííí...! que están sonando las gallinas.
    -Vuelve a tu cama.
    -Mami, ¿no levantamos ya?
    -No, todavía no
    -Ya está encendido el sol
    -Vuelve a tu cama que es muy temprano.
    -¿Verdad que la caca de perro no se coge?.
    -No, no se toca.
    -¿A que si juego al pilla pilla me hago pupas en la rodilla?
    -Sí, porque eres muy pequeña todavía.
    -¿Me haces el bibi?
    .....

    ResponderEliminar
  2. Como cambia nuestra relación con la cama conforme crecemos...
    :-)

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, qué pocas ganas se quedan después de leer esto...
    Con lo que me gusta dormir....
    Ay Dios, me dejas hecho polvo...
    :-)

    ResponderEliminar
  4. Yo ya dejé de 'padecer' esas conversaciones de sábado y domingo :) A mi incluso ya se me ha ido la 'polluela' de casa. Ahora sólo viene a comer, de vez en cuando. Ya no tengo ropas extras que lavar, ni cosas por medio, que no sean mías, que recoger. Vamos... que estoy como recién casada :) Pero no te preocupes, Merce, que todo se pasa. Luego incluso se echa de menos...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, es que además esas conversaciones surrealistas a primera hora de la mañana te dejan ya marcado para el resto del día...

    Luna, claro luego llega el momento en que los padres tienen que sacar de la cama a los adolescentes tirando de ellos...

    Enrique, tranquilo, a todo se acostumbran los cuerpos...bueno a casi todo...

    M Carmen, el otro día me dijeron que hijos pequeños problemas pequeños, hijos grandes problemas grandes, no sé si será cierto...pero miedo me da...

    ResponderEliminar
  6. Dile a tu hermano Eduardo que se vaya mentalizando. jejeje

    ResponderEliminar
  7. uhmmm... las mamás jóvenes como tú, tenéis el mal gusto de quitarme mi instinto maternal, que a mis casi 33 años no está para que lo muevan mucho con estas cosas. Con lo bien que vivo yo!

    ResponderEliminar
  8. me ha encantado,los mios ya no me hacen esas cosas......y las echo de menos,ahora se encierran en su habitacion con musica ojuegos y has de arrastarlos casi para sacarlos de la cama..hasta la ducha...disfrutalo....ser madre es conocer el verdadero sentido del amor
    besitos

    ResponderEliminar
  9. Edu, creo que ya se va enterando de lo que son las cosas...

    Brigate, te saco de tu error, no soy una mamá joven...

    Diariode, si yo los disfruto, y son lo mejor de mi vida, jooo, pero media horita más de cama...tres cuartos como mucho...:-)

    ResponderEliminar
  10. ¿... y no vienen con botón de pause?

    ResponderEliminar
  11. Uy ya echarás de menos esas conversaciones...yo tengo más recientes otras:
    7:00 am......la perra ladrándome, mi madre en camisón en el pasillo:
    -Qué horas son estas???
    -las 7.
    -y tú te crees que son horas.
    -Pues no, no se que haces despierta, vete a la cama.....hasta mañana.
    ........

    Yo creo que ya echarás de menos noches como la del otro día.....pero jolín bájala la persiana a tope hombre. ;-).

    ResponderEliminar
  12. Uno, pues ahora que lo dices, a lo mejor lo tienen escondido en algún sitio...mis ganas...

    Mariepy, Mariepy, no son horas...:-)

    ResponderEliminar
  13. definitivo...son esos minutillos que aun estando semidespierta...te apetece creer que estas dormidaa....si tienes toooda la razon
    besitos

    ResponderEliminar
  14. Por muy entrañables y adorables que sean los enanos.... debemos reconocer que todos hemos sentido en ocasiones el impulso de cometer un pequeño crimen... a su medida... y eso que no hace tanto eramos nosotros los que pedíamos "usuyunar". Felices sueños de sábado...

    ResponderEliminar
  15. Diariode, tú lo has dicho, te apetece pensar que estas dormida...

    Perdida, uy, en mi caso si hace ya un tiempito de eso...y quizá dentro de unos años me pidan "usuyunar" los hijos de mis hijos...oh oh...

    ResponderEliminar
  16. Me solidarizo contigo. Esto de la maternidad exige unos esfuerzos y en ocasiones sólo nos queda usar el ingenio para, ni eludir la responsbailidad y contentar a una: se llama "padre".
    Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  17. ¿¿¿¿Como que no eres una mamá jóven???? yo te siento jovencísima!

    ResponderEliminar
  18. Hola Breul, yo lo de utilizar al padre, lo hago por el única y exclusivamente, vaya a ser que se sienta marginado o que piense que no le quiero dejar disfrutar del desayuno de los niños y esas cosas...bienvenida ;-)

    Brigate, si yo me siento jovencísima, a ratos, pero vamos que ya tengo una edad, edad que no escondo, ahí está en el perfil...

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...