11 de mayo de 2008

Qué, guapo, ¿quieres pelea...?


A todos nos ha llamado la atención en muchas ocasiones esas parejas "desiguales", hombres muy altos con mujeres muy bajitas, mujeres muy gordas con hombres muy delgados, feos con guapas. En este último caso, es cuando todo el mundo, más o menos, se hace la siguiente pregunta...¿cómo puede estar esa pedazo de mujer con el cardo ese?...Pues a un científico estadounidense se le ocurrió que había llegado el momento de buscar respuesta a tan trascendental pregunta, y para eso ha hecho un estudio...lo cual en principio me lleva a sacar dos conclusiones, o bien, que los de USA, tienen mucha pasta para subvenciones, o que hay gente muy aburrida...pero esa es otra cuestión.

Así que buscó 82 parejas, las cuales debían llevar más o menos el mismo tiempo juntas, las dividió en tres partes, guapas casadas con feos, feas casadas con guapos, y ni fu ni fa ninguno de los dos. Primer problema que yo veo, hombre hay unos cánones más o menos establecidos sobre la belleza, pero no deja ser una cuestión subjetiva...

Pero ahora viene lo mejor, este "científico", pensó que una buena manera de sacar conclusiones era echar a estas parejas a pelear, y ver que pasaba. Tras analizar científicamente estas peleas, este señor ha sacado las siguientes conclusiones, grosso modo:
-Los hombres con mujeres guapas, las tratan mejor, porque "tienen que compensar", por tener la sensación de estar disfrutando algo más de lo que merecen...
-Los hombres con mujeres feas, no respaldan, tratan peor a sus mujeres porque están convencidos de que se merecen más de lo que tienen (y digo yo, entonces ¿por qué se casaron?)

El gili-estudio este, es merecedor de un gili-premio, y yo que pensaba que esto de las broncas o peleas dependía de los motivos y del carácter de los contendientes. No es lo mismo discutir con un tipo "gaseosa", es decir que estallan a la mínima, pero se disipan en segundos, que discutir con un tipo globo aerostático, que me imagino que necesitará mucho aire antes de reventar...

Al menos este estudio me ha servido para algo, a partir de hoy cuando vaya a discutir o pelear o ambas cosas, para llevar las de ganar, pasaré primero por la peluquería, me daré una buena capa de maquillaje, y me pondré la ropa que mejor me siente...aunque para cuando yo haya terminado mis arreglos varios, ya me habré disipado...pero al menos, estaré mona...

Hasta la próxima, o no.

6 comentarios:

  1. es curioso, a mi no me pasa, ninguna mujer me presta atención, sea como sea...

    ResponderEliminar
  2. y los guapos que se casan con guapas???

    ResponderEliminar
  3. ¿Y si vas gastando una morterada de dinero en operaciones?
    Vamos que te tratan como a una reina...
    Uuufff

    ResponderEliminar
  4. Tú lo defines bien; todo un gili-estudio.

    PD. Cuando entro en tu blog, no hay manera de salir de él...
    Y la verdad es que me gusta mucho, pero déjame salir!!

    ResponderEliminar
  5. otra vez..., ¿quizás las asustas por ser tan guapo?

    Edu, pues supongo que esos no se pelearan...

    Luna, estoy empezado a plantearme la posibilidad de darme unos retoques...

    Enrique, shhh, que descubres mi trampa caza-bloggers.....en serio, no tengo ni idea de que puede pasarte...

    ResponderEliminar
  6. Pues yo oyes como estoy a tiempo.....me le buscaré feo, gracias por el aviso.

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...