8 de abril de 2008

Silencio


Lo último que hago siempre antes de acostarme es fumarme un cigarrillo en la ventana de la cocina, pero el otro día estaba tan cansada, que me lo fumé sentada en una silla, apoyada en la mesa. De repente me sentí extraña, una rara sensación se apoderó de mi. Finalmente me di cuenta de que lo no habitual de aquella situación era lo que oía, y ¿qué oía?, nada....no oía nada u oía nada, como ustedes quieran. Había un silencio absoluto. Pensando pensando, fui consciente de que desde las ocho menos mucho en que me levanto hasta la una y mucho que me acuesto, no disfruto ni un solo segundo de silencio. Normalmente por las noches, si me quedo ante el pc, escucho música, si me quedo leyendo no me he dado cuenta de si había o no silencio.

Allí me quedé sentada como una boba, disfrutando del silencio, hasta que el puñetero motor del frigorífico, se puso en marcha como diciendo..."nena, espabila, que estás atontada". Pero, y a riesgo de que pueda parecer una chorrada supina, disfruté esos minutos. ¿Sabéis? el silencio suena maravillosamente bien, al menos durante un ratito.

Hasta la próxima, o no.

11 comentarios:

  1. Yo también tengo esa costumbre, pero me lo fumo en la terracilla :).

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente, hemos perdido la sensibilidad por los pequeños placeres. Y mira que son baratos... ;-)

    ResponderEliminar
  3. Si, debe ser la misma sensación que tengo yo cuando paseo un domingo a las 7 de la mañana a los perros. Es una pasada, no hay nadie, todo en SILENCIO. Se disfruta mucho.

    ResponderEliminar
  4. El silencio es un bien, cada vez más escaso...
    Tráfico, vecinos coñazo, hijos atronadores...
    Si, el silencio mola...
    Asi que no me extraña que disfrutaras con él.
    Mola la foto.

    ResponderEliminar
  5. Yo, afortunadamente, disfruto de 'ese' silencio casi a todas horas. No sólo es la ventaja de vivir en un chalet, sino que los vecinos son gente prudente y poco ruidosa. Y eso es impagable...

    Un beso y aquí estamos :)

    ResponderEliminar
  6. Maruja...., yo es que no tengo terracilla, así que me conformo con la ventanilla ;-). Bienvenida

    Eduardo, además de verdad, con la pocas cosas que hay gratis...lo mejor es redescubrirlas de vez en cuando...

    Brigate, pues si, pero vamos yo un domingo no me levanto a las siete de la mañana ni por prescripción médica...

    Enrique, no te puede imaginar lo que lo disfruté...

    Mª Carmen, suerte la tuya...

    ResponderEliminar
  7. Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir..... Ya lo decia la canción: el silencio es bello. Yo si disfruto del silencio.

    ResponderEliminar
  8. Hay un programa cultural (contracultural... vamos a dejarlo asi) de la TVC que se llama silenci... sus entrevistas siempre terminan con:
    ¿Dinos una imagen que te inspire silencio?
    ...
    ...
    La verdad es que de momento nadia a dicho nada de una cocina... hasta llegar aqui... claro!!
    :-P

    ResponderEliminar
  9. Cris, pues sí que lo es, sí

    Luna, jajajaj, oye...por qué no????

    ResponderEliminar
  10. el silencio es nuestro sonido, el que llevamos dentro, aunque nos empeñamos en ocultarlo.

    ResponderEliminar
  11. Mario, algunas veces es que no lo dejan salir...aunque queramos hacerlo. Bienvenido...

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...