9 de marzo de 2008

Reflexiones


Hoy ha sido jornada de reflexión, así que un grupo de amigos nos hemos juntado a mediodía, ante la barra de un bar, para reflexionar en compañía que es mucho más divertido y enriquecedor. Primera reflexión, cañas, tercios o jarra para compartir. Segunda reflexión, elegir las tapas que acompañan a la cerveza. Tercera reflexión, "que ya la hora que es, y ya que estamos, ¿quién coño tiene ganas de cocinar?, -jefe que otra ronda de lo mismo, y déjame la carta, que parece que se me ha abierto el apetito, y mientras la leo, ponte otra caña-

Tras conversaciones varias típicas de cuarentones a varias bandas, hemos terminado hablando de educación, sí, de educación, de lo que se estudia hoy en día, de que si en nuestra época no era así, o era de aquella manera, que si las asignaturas de ciencias son muy importantes, que no, que las importantes son las de letras, que si es importante tener conocimientos de física, que no que no, que mejor más latín y menos física, que si los jóvenes de hoy en día no tienen valores, que sí hombre que sí, que habrá que darles un voto de confianza, que de lo que claramente carecen es de una cultura general básica...Varias rondas después y ya con el "solo con hielo" en la mano, el tema más espinoso, religión, sí o no en los colegios, educación para la ciudadanía sí o no...-que no hombre que no..., que eso no puede ser, que sí mujer que sí...,pero sí me estas dando la razón..., que no, que no, que es que o no me entiendes, o yo me explico mal, o no me escuchas...pero si al final estamos hablando de lo mismo...que va, que va...-

Última reflexión, ya tirada en el sofá, intentando hacerle hueco..."seis amigos, bien avenidos, entre risas, tapas, cañas, cafés, copas y puro, durante más de cuatro horas de aperitivo no hemos sido capaces de ponernos de acuerdo, de llegar a una conclusión, y cada mochuelo se ha ido a su olivo sin convencer ni ser convencido. ¿Cómo es entonces posible que los políticos, cada uno de su padre y de su madre, todos ellos a cara de perro, consigan algo?, igual es que les exigimos demasiado...claro que reflexionando reflexionando, pues joder, porque para eso son políticos y para eso se les paga...¿o no?

El caso, es que ya es medianoche y el sábado se me ha ido sin reflexionar nada de nada sobre mi voto. Supongo que siempre puedo dedicarle unos segundos ya metida en la cabina, o en el peor de los casos dejarlo en manos del pito-pito-gorgorito...

Que ustedes lo voten bien.

Hasta la próxima, o no.

PD. Releyendo este post, me he dado cuenta de que puedo parecer un tanto frívola, decir en mi descargo, que no lo soy...¿o si?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...