3 de marzo de 2008

Madrid, Madrid, Madrid



Si hay algo que me gusta en este mundo es viajar, y no solo me refiero a recorrer miles de kilómetros, que también, me conformo con los alrededores, de hecho en mi próxima vida quiero ser de profesión viajera que no viajante, por ello este pasado finde he hecho una escapadita rápida a Madrid. Me encanta Madrid tal y como la he vivido este fin de semana, sin prisa pero sin pausa, paseando sin agobios, sin ningún sitio a donde ir, pudiendo ir a todos. Solo pasear, bueno y tapear, eso que no falte. Pasear, sin necesidad de usar mi tiempo en estaciones de metro o paradas de bus. Recorrer el centro a patita, hasta que los pies te dicen, "que tal si paramos un poquito, que nosotros ya no podemos más", para lo cual nada como elegir un hotel céntrico, pero cuando digo céntrico digo céntrico, al ladito de la Puerta del Sol, un hotel de la cadena Petit Palace, cadena que desde ya se ha convertido en mi referencia para próximas escapadas a la capi.

Según un amigo lo peor de Madrid es el mogollón de gente en todos sitios, yo por el contrario opino que ese es uno de sus encantos. Gentes de todo tipo, guiris de todas clases y condiciones, forasteros de toda España vayas donde vayas, y es que es justo reconocer que Madrid acoge a todos aquellos que por allí deciden pasar. Grupos de jóvenes, de viejos, de niños, de adolescentes...paseando, comiendo o haciendo grupos en su estupenda Plaza Mayor, plaza que me fascina, aunque reconozco que se me hace insufrible el acoso al que se ven sometidos los paseantes por los camareros de las terrazas que la rodean. Por suerte esta vez no debíamos llevar cara de forasteros despistados y ninguno nos asalto.

Y a la vuelta, un pequeño desvío para pasar por Aranjuez, que no me pregunten porque, pero me gusta esta villa, supongo que también influye el hecho de que me recuerda los viajes de mi niñez, cuando se necesitaban más de 12 horas para llegar desde mi Castilla, de Burgos hasta Murcia, y no había más remedio que hacer etapas.

Bueno, bueno, bueno, que ganas me están entrando de planear otra escapadita.

Hasta la próxima, o no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...