14 de febrero de 2008

No me regales flores...


Este post lo publiqué el 13 de febrero de 2007, vamos hace un año, hoy lo vuelvo a colocar ¿por qué?., pues porque sigo pensando lo mismo que entonces del día de S. Valentín...¿me estaré estancando en mis pensamientos?... un año y sigo igual, no evoluciono...mi mente se ha parado...¿será grave?, no, es que simplemente hoy vuelve a ser...el día de los enamorados...¡¡¡que bonito!!!

Mañana es S. Valentín, empezaré diciendo que no me gustan los “días de”, el día de los enamorados, el día del padre, de la madre, del niño, de la mujer y un largo larguísimo etc. El que es padre el 19 de marzo lo es también el 21 de agosto, el 10 de mayo o 27 de marzo, igual que con los enamorados, o es que hay que estar más enamorado el 14 de febrero que el 15 ó el 13, si quiero tener un detalle con mi pareja, prefiero hacerlo un día que no se lo espere, a mi no me gusta que me hagan un regalo porque en la radio o en la tele le hayan recordado a nadie que esta enamorado de mi.

Me revienta que el día del niño nos acordemos que hay millones y millones de niños que pasan hambre y que viven en unas condiciones de absoluta miseria y el resto del año parezca el problema no existe, lo mismo que el día de la paz, todos los días deberían ser días de paz, y en pro de una absoluta igualdad de sexos, por qué tiene que existir el día de la mujer y no el día del hombre, me cabrean estos gestos vacíos e inútiles, casi tanto como la imposición de ese lenguaje no sexista con el que algunas mujeres quieren solucionar el tema de la discriminación.

Llevo todo el día escuchando en la radio miles de ideas para hacer un bonito regalo a tu pareja, ¡que hay que ver lo que muchos se gastan en publicidad para este día!, estoy empachada de oír los miles de platos distintos y distinguidos que podemos preparar para celebrar el amor, pues yo pienso hacer lentejas de esas batalleras, paso de las mousses y los foie…

Y ya me he quedado muerta del todo cuando he oído la cantidad bestial de flores que se van a vender mañana, impresionante, sólo el diez por ciento de esta ingente cantidad de ramos son de mujeres para hombres, también me he enterado de que las mujeres regalan ramos más discretos y sobrios que los hombres, que por lo general piensan que cuanto más grande es el ramo más te quieren, o mejor dicho más te hacen creer que te aman.

A mi no me gusta que me regalen flores, nunca me gustó y no creo que me vaya a gustar en un futuro, porque las flores se estropean y se marchitan en pocos días, y al final de ese ramo no queda nada, a no ser que tengas 15 años y metas la rosa entre las páginas de un libro, con lo que consigues que el libro se manche y poco más. En todo caso preferiría que me regalen plantas vivas, aunque no se porque extraña razón, en cuanto el pobre vegetal entra por la puerta de mi casa, decide suicidarse sin más, da igual si lo riego mucho, que si lo hago poco, como mucho en dos meses hace puffff.

No me espero mañana ningún regalo, es más, si lo recibo creo que me asustaré, me mosquearé, y saldré huyendo.

Feliz 14 de febrero, y 15 y 16.

Hasta la próxima, o no.

1 comentario:

  1. Sabes? Hace un año yo me sentía atraído por una chica. Ella sufrió un accidente y yo estúpidamente le envié unas flores al hospital.
    Nunca antes le había enviado flores a nadie y creo que nunca más lo haré porque ella nunca me dio las gracias y además fue a contarle a medio mundo sobre mi extraño y absurdo presente. Se los contó como si hubiera sido un chiste.
    Desde entonces odio la idea de regalar flores y por eso ahora prefiero regalar retratos, animales muertos y puntas de flecha hechas con vidrio que tallo usando las técnicas de la edad de piedra.

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...