6 de enero de 2008

La vida sigue igual

Este post, lo escribí el día 7 de enero de 2007, lo republico ¿por qué? Pues porque la vida sigue igual, como decía Julio Iglesias...de lo que no estoy muy segura es de si eso es bueno o malo...ya lo pensaré mañana (Publicado por primera vez, el 06/01/07)

Se acabó, ya terminó la navidad, hoy ha sido el día de quitar adornos varios, árboles, nacimientos o belenes, ha llegado el día de guardar el espumillón, cerrar bien las cajas, y guardarlas en el trastero hasta el año que viene. Es el momento de hacer recuento de las cajas de turrón que se han quedado sin abrir, y guardarlas en el fondo de la despensa, para dentro de unos once meses sacarlos y tirarlos porque los turrones siempre caducan en noviembre, pero es que ahora da como cosa deshacerte de ellos.

¿Y mañana? Pues mañana es el día de los propósitos, es del día de apuntarse al gimnasio, y todos nos decimos a nosotros mismos, esta vez es en serio, nada de borrarme el mes que viene, es el día de ponerse a régimen, ufff!!, en tres días todos muertos de hambre, es el día de dejar de fumar, por aquello de año nuevo, vida nueva, y al final de la noche aquel que haya conseguido llegar a ese punto sin encender un solo cigarrillo está de una mala leche que no hay quien lo aguante, y al final algún allegado le soltará aquello de “¡fúmate un cigarro, pero a mi me dejas! ¿Por qué coño lo pagas conmigo?”, y es que eso de dejar de fumar, a mi por lo menos me pone de una mala leche tremenda.

Volvemos a la rutina, bendita rutina, ya estamos todos un pelín saturados de lucecitas, turrones, mazapanes, mantecados, de villancicos, sobre todo de villancicos, como oiga uno más puede ser que termine con un embudo en la cabeza, estamos saturados también, ahora que nadie me oye, de familia, de familia política quiero decir, si es que tanto “arrejuntamiento” no puede ser bueno, las cuñadas y las suegras en pequeñas dosis.

Lo voy a dejar aquí, por eso, por la rutina, porque mañana el despertador vuelve a sonar muy temprano, y hay que volver a la vida normal, a la real, cansados, con algún kilo de más, con más números rojos de lo aconsejable, porque encima como siempre tampoco este año nos ha tocado la lotería, eso sí al menos tenemos salud.

Hasta la próxima, o no.

Imagen: Maitena


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...