17 de enero de 2008

Chuletas o chuletones



De verdad de verdad, que las ciencias avanzan que es una barbaridad, en el vídeo de arriba, podéis ver como se hace una chuleta de las de ahora, hombre difícil no parece siempre que tengas un escáner y el programilla este que tanto me gusta a mi, el photoshop. Me da a mi, que hacer chuletas de estas se lleva más tiempo que sentarse un ratito a estudiar, aunque no nos engañemos, es mucho más divertido lo de preparar el chuleteo que hincar los codos. Otra de las chuletas más utilizadas hoy en día es el pinganillo famoso, que cuesta una pasta, pero claro si te ayuda a sacarte la carrera pues bien empleado está el dinero, que pensarán los compradores del chisme. Para que hablar de las agendas, calculadoras programables, móviles, todos ellos con capacidad suficiente para meterse dentro una carrera de ciencias y otra de letras.

Igual que en nuestra época, yo lo más sofisticado que recuerdo era aquello de meter las chuletas en el dobladillo de la falda. En un buen par de muslos cabían unas cuantos temas, versión resumida. La más típica, un papelito arrugado dentro de la mano hueca, rollitos de papel escondidos dentro de los bolígrafos, vamos todo muy de andar por casa y de poca tecnología. Algunas eran verdaderas obras de arte. De lo que no estoy yo muy segura es de que las tecno-chuletas sean más efectivas...o igual sí, vaya usted a saber, total tal y como está la educación...pues casí que que más da...

Hasta la próxima, o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...