30 de diciembre de 2007

Have you ever really loved a woman-Bryan Adams



El año 2008 está a punto de llegar, esto lo digo por si acaso hay algún despistadillo que aun no se ha enterado, que unca se sabe. Existen un montón de recetas de rituales a realizar la noche del 31 para que el año nuevo sea lo mnejor de lo mejor. Una que es muy descreída para casi todo, por no decir todo, piensa que esto en realidad no son más que chorradas, pero oye nunca se sabe, así que aquí os dejo algunas de ellas.

La más conocida es la de las 12 uvas, esa la practica todo el mundo, bueno yo no, y es que las uvas me producen nauseas, así que las sustituyo por doce aceitunas rellenas, con el consiguiente peligro de morir por atragantamiento, porque no es fácil en absoluto tragarse doce aceitunas en tan breve tiempo.

Otra de las conocidas y fáciles de realizar es la de brindar con algo de oro dentro de la copa de cava o champagne, eso sí, cuidadito vaya a ser que os tragueis el cacho oro, que anda que para luego recuperarlo…

Practicadísima es la de recibir el año con ropa interior de color rojo, yo la prefiero negra pero todo sea por la suerte futura…

Bastante menos conocida es la de esperar el año con las ventanas abiertas, con la intención de que salga todo lo malo, pero y digo yo, y sí se nos escapa también lo bueno, que sea mucho o poco es nuestro, y con lo fríos que están haciendo igual pillamos una pulmonía, y hombre a mi no me parece que sea una buena manera de empezar.

Luego está la de los papelitos, que consiste en escribir en un papel nuestros deseos, guardarlos en el zapato o bajo el, para terminar quemándolos tras el brindis, pero claro reducir todos mis deseos a tres…yo que sé…

Para los viajeros hay una receta que parece ser que asegura un año lleno de viajes. Difícil no es, pero a mi me da una pereza horrorosa y hombre un poco ridícula sí que parece. Consiste en dar una par de vueltas a la manzana cargado de maletas, eso se hace después de la uvas, del brindis y de los papelitos. Me imagino el show a eso de las 00:30, -que vecino ¿tú también quieres ir de viaje?-, -Pues en realidad es mi mujer la que quiere, pero como hace frío pues me ha mandado a mi, y como encima quiere ir al caribe, pues ha hecho que me ponga las bermudas, y me estoy quedando “helao”. ¿y tú?-, -Pues nada que los niños llevan un par de años dándome la tabarra con que quieren ir a eurodisney, y me he dicho, de este año no pasa, así que aquí estoy facilitando la cosa, si quieres paseamos las maletas juntos, que es menos aburrido-

Yo pienso que la mejor manera de empezar el año es afrontarlo cargados de energía positiva, y como ahora mismo estoy llenita de ella, no sé dentro de una hora, pues quiero compartirla con todos vosotros, que ya se sabe que la energía ni se crea ni se destruye, solamente se transforma.

Así que os deseo un año 2008, lleno de salud, amistad, mucho amor, mucho amor del otro también, y oye sí cae algo de dinerillo extra pues tampoco pasa nada, que aunque el dinero no da la felicidad hay que reconocer que sí la procura.

Quiero brindar con todos vosotros y aprovechar para agradeceros todos los buenos momentos que me hacéis pasar, y lo dejo aquí que me estoy poniendo un poco tontorrona y no quiero llegar a ponerme empalagosa. Aprovechando el momento sensibelero que me está dando os dejo con una canción de esas que me emocionan.

Bryan Adams y su “have you ever really loved a woman”. Besos mil

Hasta la próxima, o no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...