27 de diciembre de 2007

Al ladrón, al ladrón...


Roban una playa en Hungría

Esta es una de esas noticias que tanto me gustan. Me ha encantado, es que es fuerte, se han llevado una playa entera, enterita. No han dejado nada, ni hamacas, ni cabañas, ni sombrillas, nada de nada, por llevarse se han llevado hasta la arena, 60.000 metros cúbicos, nada más y nada menos. Para que la cosa no parezca tan asombrosa hay que decir que era una playa artificial. De todas formas lo de arena, hay que reconocer que es la leche, ¿cómo lo habrán hecho?, hombre me imagino, que habrán utilizados camiones, pero a mi lo primero que se me vino a la cabeza es una escena de la película "La gran evasión". Aquella escena en la que los aliados se deshacían de la tierra que sacaban de los túneles que preparaban para escapar, dejándola caer por las perneras de los pantalones, por cierto, lo que me gustaba a mi Steve McQueen. Me imagino a los ladrones todos en fila trasladando la arena de un sitio a otro, por cierto ¿dónde se la habrán llevado? ¿quién querrá tanta arena? y ¿para qué?

¿Y qué van a hacer los pobres húngaros este verano, sin su playita artificial?...hay que tener mala leche...porque digo yo, preparar un robo como ese debe costar mucha pasta...probablemente más que comprar la arena a algún arenero, si es que se puede comprar arena, y si se puede, ¿dónde se compra?, nunca he visto un cartel "se vende arena". La arena de la playa (de las playas de verdad), ¿a quién pertenece?, ¿podría yo llevarme una poquita si quisiese construirme una playa privada? ¿de dónde habrán sacado los húngaros estos de la playa fluvial la arena que ahora les han robado?, ¿la robaron ellos cuando decidieron montar el negocio playero?...

Hasta la próxima, o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...