4 de septiembre de 2007

Verano, veraneos, posados y pillados


Se acabó el verano, no la estación, me refiero al verano de viajar, playa y piscina. En una semanita los niños al cole, ¡por fin!, y es que al final hasta de las vacaciones se cansan, criaturitas, y no digo nada de las ganitas que tenemos los padres de que los maestros empiecen a trabajar, que digo yo que estos también estarán cansados de tantos día de asueto.

Al menos no ha sido un verano tan extremadamente caluroso. Noticias pocas, como todos los veranos, por suerte para el pueblo llano y en beneficio de nuestra salud mental, los políticos también se van de vacaciones, así que a parte del culebrón de Navarra, poco más, lo malo, las ganas con las que vuelven a trabajar, ese trabajo que tienen los políticos que es decir lo mal que lo hacen los otros, sin proponer nada o poco, aunque como entramos en tiempos pre-electorales, durante estos meses si oiremos todo lo que van a hacer por nosotros, más pensiones, mejores sueldos, ¡que bonito! ¡que bien!

De lo que si ha habido noticias como todos los veranos, es de las vacaciones de la familia real, no espera, vacaciones es lo que tienen en primavera, otoño, invierno, o no, durante el año creo que trabajan, ¡uy!, me he liado. He de reconocer que este verano nos han tenido entretenidos, primero con el secuestro de la portada del jueves, y luego el notición ¡el biquini de la princesita!, de lo que no voy a hablar mucho, porque suscribo todo lo aquí escrito, solo añadir una cosa, el biquini no me gusto nada de nada. Eso sí, los autores de las fotos encumbrados en el top de los paparazzi. Y según parece nuestra querida familia real todavía nos tiene preparado otro notición, ¡que alegría, que alboroto, otro perrito piloto!.

Pero hay algo que he echado de menos este verano y no sé lo que es…¡ah, si!, me acaba de venir a la cabeza, ¡el posado de la Obregón!, este verano nos ha dejado sin sus imágenes retozando en la arena. ¿Cómo voy yo a afrontar el otoño sin el posado de Anita?. Obregón, ¿Cómo has podido ser tan cruel? Claro, como ya tienes al polaco, ese hombretón...

Hasta la próxima, o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...