4 de julio de 2007

Niño coño, que prisas....

Dicen que las prisas son malas, ya te digo, el presi Zapatero ha prometido 2.500 € de ayuda a todos los niños nacidos a partir de …..ya. Hombre, esto se avisa, que más de una se hubiese cruzado de piernas aguantando el parto unas pocas horas, aunque hubiesen llegado al hospital con la cabeza del neonato ya fuera, pero es que 2.500 € no esta mal, para que nos vamos a engañar. Así echando cuentas más o menos aproximadas, ese dinero te sirve para comprar unos 150 paquetes de pañales, que ya son más de los que un niño puede necesitar en sus dos o tres primeros años, o sea, que a parte de tener cubierta la necesidad de pañales, todavía podría sobrar algo para ropa o mobiliario infantil.

No me puedo imaginar la cara de tontos que se les debe haber quedado a los padres cuyos hijos nacieron el 2 de julio, y es que es una putada, pero claro en algún sitio habrá que poner el límite, pero ya digo, estas cosas se avisan, puede ser que el gobierno aplique la medida con carácter retroactivo y se vaya unos días o unos meses atrás, es difícil, porque si rectifican y dicen que se pagará a los niños nacidos a partir de junio, pues se quejaran los de mayo, y así sucesivamente, y ya que estamos que nos lo den a las que parimos hace dos años para que recuperemos el gasto ya realizado.

No se si esta medida traerá como consecuencia que el personal se dedique con más ahínco a la tarea de repoblar este nuestro país, hombre si esto anima a aquellos que se lo estaban pensando pues bien. No creo a nadie se le vaya a ocurrir traer niños a este mundo solo por agarrar 2.500 €, o si, nunca se sabe, pero hay que tener en cuenta que el dinero se gasta y los niños se quedan. Y que 2.500 € no sacan de pobre a nadie, y menos cuando uno se enfrenta a los gastos derivados del nacimiento de un niño, que hay que ver con lo poco que abultan los jodíos y lo que gastan….pero que bonitos son, sobre todo cuando duermen…que no, que son la alegría de la casa.

Hasta la próxima, o no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pues vosotros diréis...