29 de marzo de 2007

Si yo lo llego a saber

Soy una pringá, soy tonta de rematación, y de esto me acuerdo cada vez que se acercan las vacaciones escolares.

Estudiar magisterio, en la especialidad de ciencias, una carrerita media de tres años, está muy bien, pero está mejor si luego te dedicas a ejercer de maestra, pero no es el caso, terminada la carrera y tras un año de tontear con las oposiciones, decidí que eso no era lo que me apetecía, en mala hora lo hice, con lo bien que estaría yo ahora.

Lo dicho, llegan las vacaciones escolares y me doy cuenta de que soy tonta, pero tonta con mayúsculas, ahora los niños tienen dos semanitas de vacaciones, y los maestros también, en navidades los niños tienen tres semanitas y los maestros también, y en verano los niños tienen algo más de dos meses, y los maestros también, más luego el día del maestro, y algún puente, y si no, nos inventamos la semana blanca, la azul o la roja, el caso es sacar algún día más.

Pero no, yo decidí que no tenía ganas de presentarme a ninguna oposición, ¿para que?, mejor buscar otra cosa, y así me luce, ahora podía yo estar a punto de tomarme dos semanas, con un sueldecito muy apañao (lo de pasar más hambre que un maestro escuela, paso a la historia), pero mi gozo en un pozo, lo que estoy es pensando a ver que hago con mis niños estas dos próximas semanas. Menos mal que están los abuelos, (si esto lo lee algún familiar con ganas de niños, que no se abstenga, cualquiera será bienvenido).

Que trabajar con niños es…es…digamos un coñazo,pues si, yo con los míos voy que chuto, que dicen que es la profesión donde más bajas por depresión hay, pues puede ser, no digo que no, pero no se yo si no aguantaría el golpe por el coscorrón, y podría llegar a soportar ocho meses de niños, por unas buenas y estupendas vacaciones…hum.. ocho meses con niños, cinco horas diarias…que estoy pensando que a lo mejor no fue una decisión tan mala…no se…

Hasta la próxima, o no.

4 comentarios:

  1. Hola, Merce :) Ayer intenté entrar en tu blog y no había manera. No se abría. Supongo que el problema lo tenía yo.
    Vacaciones, vacaciones. Yo también me marcho una semanita de vacaciones, pero no soy maestra. Eso sí, trabajo para la Universidad y aquí, aunque quizá no haya tantos días de vacaciones como tienen los maestros, pero también disponemos de algunos :)
    No hay que lamentarse de las decisiones tomadas, Merce. Cuando decidiste que no querías ser maestra, fue porque considerabas que era tu mejor elección :) Si tuviéramos otra vida...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Pues te aseguro que todavia estas a tiempo, piensa que te quedan más de 25 años hasta que te jubiles (no es por desanimar), asi que que son 2 ó 3 años de estudio de oposiciones con 23 años con un montón de vacaciones. Hmmm! estoy pensando en hacerlo hasta yo, que no tengo magisterio.

    ResponderEliminar
  3. depresión!!
    pues digo yo que no será por el trabajo, será por que no aguantan al marido o por que no se aguantan cuando se miran al espejo.

    ResponderEliminar
  4. Hola primo....si es posible que tengan depresiones fácilmente, piensa que los niños cuando tienen problemas pueden ser cosas muy graves, y lo que es cierto es que es muy difícil no encariñarse con los ellos...y hacer sus problemas de alguna manera tuyos....

    Un beso

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...