27 de marzo de 2007

Maletas y otras bobadas

No me gusta hacer maletas, me gusta el hecho de tener que hacerlas por lo que normalmente implica, que es hacer un viaje y me gusta, me encanta viajar. El problema es que sufro bloqueos mentales cuando de hacer maletas se trata, y es que a mi la ropa me bloquea, me cuesta mucho decidir que me llevo y que dejo, lo normal es que al final me sobre ropa o me falte maleta, y al final cuando ya estoy en mi destino me doy cuenta de que llevo cosas inútiles que se que no voy a tener la ocasión de lucir y de que me faltan otras que resultan absolutamente imprescindibles, por un cambio de tiempo o similar, y es que cuando yo viajo siempre cambia el tiempo.

En mi último viaje el tema de las maletas ha rozado el surrealismo, y es que el hecho de que a las 05:30 de la mañana se te rompa una maleta cuando tienes que coger un avión a las 07:00, pues es una putada, hablando claro, aunque supongo que es lo previsible si uno intenta cerrarla saltando encima, lo normal quizá sea que la cerradura estalle, lo que ocurre es que uno no se espera que esas cosas pasen con una estupenda samsonite (que se suponen buenisimas), y claro entonces vienen las prisas, rápidamente hay que buscar una alternativa, que pasa por buscar otra maleta y hacer el cambio de ropa a la máxima velocidad posible, por supuesto metiendo la ropa de aquella manera, el asunto comienza a ser dramático cuando encima te das cuenta de que por alguna extraña razón la cerradura de la maleta ha perdido la combinación anterior y no puedes cerrarla, toda la seguridad del contenido depende de una cremallera, y estando el panorama como esta pues no parece muy aconsejable facturar de esta manera, no vaya a ser que termines como Ana María Ríos, en la cárcel me refiero, no posando encuerada , entre otras cosas porque no creo que a nadie le interesara un desnudo de servidora, solo queda la posibilidad de precintar la maleta en el aeropuerto, pero dado lo ajustado del tiempo, no parece que vaya a ser posible.

Surrealista es hacer el camino al aeropuerto probando la combinación número a número, total solo hay 1000 posibilidades, tuve la suerte de dar con ella antes de llegar al 150.

Hacer la maleta de vuelta es mucho más sencillo, no hay que pensar lo que metes, guardas lo que te has traído y tampoco importa mucho el como lo metes, da igual, lo normal es que vuelva todo en esas estupendas bolsas que siempre encuentras en los armarios de las habitaciones de hotel, lo realmente tedioso es llegar a casa cansada y tener que encontrar el momento de empezar a vaciar.

En fin todo esto para decir que no me gusta hacer maletas, pero me encanta viajar.

Hasta la próxima, o no.

En la imagen Paco Martínez Soria, en "Abuelo made in Spain"

4 comentarios:

  1. En el perfil que te hacen rellenar en blogger, cuando me preguntan por mis películas favoritas, yo tengo dicho: todas las de Paco Martínez Soria.
    Medio en broma, es que es asi...
    Por lo tanto la foto del personaje con su maleta de madera me produce especial ternura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es que era muy bueno...yo todavía me río cuando veo alguna de sus pelis....aunque no es fácil que las pongan....Un saludo

    ResponderEliminar
  3. En la 2 por la mañana, ponen pelis de Paco Martinez Soria, ya se que no son horas para ver pelis, pero que se le va a hacer. Y otra cosa que me averguenza pero reconozco, la maleta cuando me voy de viaje, la hace mi marido, incluso le pregunto: ¿que me llevo? decide tú. Y no es por nada, solo que él para esas cosas tiene más cabeza que yo, se lleva lo justo sin que le sobre ni le falte, y bastante apropiado, si la hago yo, o me sobra o me falta, y la mitad de cosas son poco utiles... además es un experto en meterlo todo en poco espacio y en que no se arruge. Le voy a proponer que de cursos... más de uno se apuntaria, por ejemplo yo.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja. La putada es volver a hacerlas el día que toque la vuelta por lo demás... el día que se hace la maleta se meten en ella (que supongo que por éso nunca se cierra)mil millones de ilusiones... mil besoss

    ResponderEliminar

Pues vosotros diréis...